PERFIL  HUMANO

Criado en el campo, comencé a trabajar en una explotación agraria familiar en Los montes de Torozos. De ahí surgió mi vinculación con la tierra y sus labores. Desde hace más de 20 años he desarrollado mi actividad profesional en el mundo de la comercialización de vinos.

FORMACIÓN

“Es una pena que en España, con un sector vitivinícola en alza, no exista oferta formativa específica para la comercialización de vinos”.
Formado en escuela como técnico especializado en comunicación y en las calles como técnico en entender, aprender, comunicar y convencer.

HISTORIAL

” He hecho muchas cosas en estos 20 años pero entretanto nunca he dejado de salir a la calle a escuchar a los clientes”.
Cuando el fenómeno de las Denominaciones de Origen españolas comenzaba a despertar, Rioja adormecía en su supremacía, Ribera trataba de cambiar los dientes de leche y Toro, Rueda, Priorato, entre otras, soñaban con llegar a ser, comenzaba a dar contenido a mi carrera profesional como asesor externo y especializado en Gestión y comercialización de bodegas y vinos.

FILOSOFÍA

“En mi trabajo tienen el mismo protagonismo los viñedos, los propietarios, los enólogos, las formas de todos ellos”.
Bajo este criterio se tejen los proyectos vitivinícolas que represento. Todo debe tener un guión que justifique el trabajo a realizar. Muchas horas. Hay que buscar la excelencia. La excelencia del vino, de su imagen, de su precio y de sus clientes. No todos los clientes saben vender todos los vinos.
He convertido mi profesión en una suerte de aprendizaje diario que me lleva a intentar comprender el camino a seguir. Observo los distintos personajes que conviven y elaboran en cada zona geográfica, su cultura vitivinícola y los vinos elaborados como manifestación de todo ello.